<a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1778"><b>El inbound marketing, una nueva forma de hacer PPC…Parte Final</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1825"><b>Estrategias para incrementar los leads…Parte Final</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1827"><b>Reducir el costo por click en Adwords…Parte 1</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1832"><b>Reducir el costo por click en Adwords…Parte 2</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1834"><b>Reducir el costo por click en Adwords…Parte Final</b></a>
 

¿Como rentabilizar las campañas de Adwords? Parte 8

¿Como rentabilizar las campañas de Adwords? Parte 8

Es importante continuar en esta parte con el idioma, donde se suele presentar uno de esos errores de principiante que todos hemos cometido: seleccionar exclusivamente el idioma en el que están redactados los anuncios. Si los anuncios están en español, lógicamente el idioma debe ser español. Sin embargo, el idioma se refiere al idioma del interfaz de Google de la persona que realiza la búsqueda. Por ejemplo, si he comprado una laptop y la configuración por defecto viene en inglés, mi idioma para Google Adwords será inglés independientemente de que mi búsqueda sea en español. La recomendación es entonces como mínimo seleccionar inglés y español.


Dispositivos

Con el aumento de las conexiones desde dispositivos móviles, en los últimos años hemos visto clientes que reciben hasta un 60% de sus visitas desde smartphones y tablets. Por ello, la configuración debe ser el inicio de una estrategia exitosa en el celular.

Inicia tus campañas con un ajuste de puja del +10% para el movil, para asegurarte que la posición media está por encima de 2. Recuerda que tan solo se muestran dos resultados en los dispositivos móviles o tabletas. Luego es importante aumentar ligeramente la puja para no quedar fuera. Si las visitas desde dispositivos móviles es importante, debes considerar crear campañas exclusivamente para estos con palabras clave y anuncios distintos. 

Puja y presupuesto

La puja suele ser un punto confuso para la mayoría de los anunciantes y muchos no tienen un criterio claro de por qué elegir una estrategia de puja u otra.

Opción 1: Priorizar los clicks 


Estableceré mis pujas para los clics de forma manual, posiblemente sea la forma de puja más utilizada, aunque requiere de más trabajo y monitorización. En esta estrategia se fijan manualmente las pujas para cada palabra clave y grupo de anuncios teniendo el control de cada puja y lo que se está dispuesto a pagar. Se trata de la forma de puja más recomendada ya que te permite establecer pujas a nivel de palabra clave. Sin embargo, si no tienes tiempo o conocimiento es mejor optar por un método de puja automático.

AdWords establecerá las pujas de forma automática para tratar de conseguir la mayor cantidad de clicks posible dentro del presupuesto objetivo: con esta opción Google intentará conseguir el máximo número de clicks posibles dentro del presupuesto asignado. Puedes limitar la puja estableciendo un CPC máximo. La parte negativa es que el CPC máximo será a nivel de campaña y te limita las posibilidades a nivel de grupo de anuncio y palabra clave.

Habilitar el CPC mejorado: se trata de una opción con la cual Adwords puede modificar la puja de las palabras clave un +/- 30% en función de la probabilidad que estime de que se produzca una conversión según el histórico. Para habilitar esta opción debes tener activado el seguimiento de conversiones.

Opción 2: Priorizar las conversiones

Cuando se priorizan las conversiones perderás el control sobre las pujas de cada palabra clave y Google lo establecerá de forma automática teniendo en cuenta el historial de conversiones de la campaña, grupos de anuncios y palabra clave. Recuerda que se necesitan al menos 15 conversiones en los últimos 30 días para activar esta opción. Estadísticamente se trata de una muestra excesivamente pequeña y el consejos es que esperes a tener, al menos 100 conversiones para activarla.

Una vez puedas activarla debes establecer el CPA máximo que estás dispuesto a pagar, es decir, lo máximo que quieres pagar por una conversión. Si es demasiado bajo no lograrás las conversiones deseadas y, posiblemente, ni siquiera se consuma el presupuesto. Si es demasiado alta tus márgenes se reducirán. El consejo general es que uses esta opción con precaución y, preferiblemente, con concordancias más estrictas que limiten los factores del algoritmo. 

Presupuesto

El primer consejo es que calcules el número de campañas que vas a tener, distribuyas el 100% del presupuesto entre las campañas y las dividas entre 30, que equivale a los días del mes. De esa manera tendrás el presupuesto para empezar. Por ejemplo, imagina que tienes 1200 USD para 4 campañas. Eso hace que a cada campaña le correspondan 300 USD al mes. Dividido entre 30 días del mes nos da un presupuesto diario de 10 USD por campaña.      

Medidas a tomar en cuenta para mantener la seguridad online

Medidas a tomar en cuenta para mantener la seguridad online

A lo largo de la historia y a medida que avanza la tecnología surge un cambio simultáneo en la forma en la que vivimos nuestras vidas y hacemos nuestro trabajo. En su mayor parte, esta co-evolución ha sido bienvenida y aceptada. Estos avances han hecho que el trabajo sea más simple y la comunicación y la colaboración a través de las diferentes redes sea más fluida.

Sin embargo, esta transición hacia una mayor conectividad y soluciones rápidas ha dado lugar a problemas de seguridad como los ciberataques a la información privada de empresas y clientes.

En su intento por estar más conectadas, las empresas han aumentado los puntos de contacto de sus organizaciones en las redes, aumentando las oportunidades que tienen los ciberdelincuentes para actuar.

Y por ello no es de extrañar que tantas organizaciones y empresas gasten buena parte de su presupuesto en seguridad. No podemos ignorar el papel vital que desempeña la seguridad informática para las empresas y las personas.

Mientras que las empresas protegen sus datos confidenciales (incluida la información personal de los clientes), tú, como emprendedor online a menor escala, debes tomar medidas para asegurarte de que no te conviertes en parte de las estadísticas de los ciberataques, por ello deberías de tomar las siguientes medidas.

1. Haz una copia de seguridad de todo de forma offline en un dispositivo externo

Establece un horario regular para realizar copias de seguridad de toda tu información, ya sean tus datos personales o archivos de la empresa. Esta práctica debe realizarse con la mayor frecuencia posible para que, en caso de incumplimiento, la pérdida de información sea mínima.

Si usas una solución de almacenaje en la nube, asegúrate de configurar una copia de seguridad en tiempo real. Y, además de todo esto, realiza una copia de seguridad offline de la información más valiosa en una memoria USB si realmente deseas una protección sólida.

2. Mantén los ojos bien abiertos ante actividades financieras inusuales

Pequeñas cosas como verificar el estado de tu cuenta una vez cada dos o tres días a la semana pueden ser lo único que te salve de daños financieros si eres hackeado. Esta frecuencia de verificación significa que podrás tomar medidas contra toda actividad sospechosa en siete días, a más tardar.

También considera establecer un límite de transacción en tu tarjeta y / o cuenta bancaria. La mayoría de los bancos, compañías de tarjetas de crédito y otras instituciones financieras entienden la implicación y voluntariamente brindan alertas en tiempo real cada vez que ocurre una actividad contraria a tu configuración inicial. Esto ayuda a garantizar la autenticidad de las transacciones en tu cuenta a la vez que disminuye la probabilidad de un hackeo.

3. Preocúpate realmente por tu seguridad

Las medidas efectivas de seguridad cibernética requieren un poco de paranoia. Esto significa que debes asegurarte de que has cerrado la sesión de tu cuenta en una computadora publica, o de que tu contraseña es lo suficientemente fuerte. Instala también un software de seguridad de Internet confiable en tus dispositivos para proteger todas tus contraseñas online.

Además, nunca des tu información personal a nadie, sin importar quien sea esa persona. Obviamente, no debes incorporar ninguna información personal en tu contraseña, como tu fecha de nacimiento o nombre. En cambio, tu contraseña debe ser una mezcla de elementos múltiples: letras minúsculas y mayúsculas, símbolos y dígitos suficientes para disuadir o desmotivar a los intrusos.

En la medida de lo posible, asegúrate de que los sitios web que visitas tengan URL “https”, ya que esa “s” final denota protocolos de seguridad. Finalmente, mantén actualizado tu sistema operativo, tu antivirus, y las herramientas de detección de intrusiones de red y otro software para aprovechar las funciones de seguridad más recientes disponibles.