<a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1429"><b>¿Que es una pagina de captura y cual es su importancia?…Parte 3</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1375"><b>¿Que es el embudo de ventas?…Parte 1</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1372"><b>Ganar dinero con las redes CPA…Parte Final</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1369"><b>Ganar dinero con las redes CPA…Parte 3</b></a> <a href="http://noticiasparatupc.net/?p=1364"><b>Ganar dinero con las redes CPA…Parte 2</b></a>
 

Los marketplaces y sus funcionalidades…Parte Final

Los marketplaces y sus funcionalidades…Parte Final

Ahora que tenemos muy claro qué son y qué tipos de marketplaces existen, ya podemos ver los principales pros y contras de integrar nuestra tienda en ellos.

Aumento del alcance

Sin lugar a dudas, el estar dentro de una de estas plataformas nos suele garantizar el acceso a una mayor cantidad de personas. 

De hecho, puedes llegar a encontrarte en relativamente poco tiempo con que sean la principal fuente de tráfico de tu tienda. Y con la ventaja de no requerir una inversión directa en captación. Eso sí, hay que tomar en cuenta con que la plataforma se queda un porcentaje de cada venta, lamentablemente hay se fuñe un poco la cosa.

Mayor confianza

Para muchos usuarios, comprar en Amazon es comprar en Amazon y punto.
Me explico. Esos usuarios no son conscientes de estar comprando en tu tienda. Esto, puede ser malo en algunos aspectos, ya que, opaca tu marca, aunque es muy positivo cuando nuestro branding es menos potente que el de Amazon o el del marketplace que hayamos escogido. Y esto es algo que suele pasar en el 99% de los casos. Por eso es bueno en el caso de que no seas conocido verificar la reputación online del marketplace correspondiente para impulsarte en ventas.

Volumen de ventas más elevado

Lo antes descrito anteriormente intervienen de forma directa en el hecho de conseguir más ventas. No obstante, el alcance y la confianza no son lo único que afecta al resultado.

También tenemos que tener en cuenta la capacidad económica a la hora de promocionar y captar, la usabilidad, la innovación permanente, la capacidad de crear sinergias con marcas complementarias, etc…

Afiliación

En muchos casos, ese tipo de comercios electrónicos cuentan con programas de afiliados, que no son ni más ni menos que una red de venta a comisión.

Cualquiera que sea capaz de vender un producto por sí mismo, conseguirá una comisión. Esto ocurre de manera similar con los servicios: si alguien los contrata a través del enlace de un afiliado, este recibirá su compensación.

Implementación sencilla y atención al cliente

Por lo general, volcar nuestro inventario en los marketplaces suele ser un proceso muy depurado en el que nos ponen todas las facilidades del mundo.
Suele bastar con tener un simple feed con las referencias que queramos comercializar a través de ellos y subirlo utilizando nuestro panel de control. Además suelen existir numerosos tutoriales, FAQs y asistencia de todo tipo. Las plataformas nos quieren ahí.

Estas son las principales ventajas de vender en marketplaces, pero no creamos que es un cachu: nadie regala nada. Aunque sea una buena oportunidad para disparar las ventas, tienes que tener en cuenta que los números mandan. Así que asegúrate de que tu margen sigue siendo viable tras descontar su comisión y los gastos logísticos (envíos, embalaje, etc) que te suelen quitar.

Los marketplaces y sus funcionalidades…Parte 1

Los marketplaces y sus funcionalidades…Parte 1

Un marketplace es un E-Commerce en el que se concentran diferentes proveedores bajo la gestión de un solo portal. En ocasiones, estos no sólo venden productos de terceros: combinan en su oferta sus propias referencias con las de terceros. Amazon es un ejemplo paradigmático de lo que es un marketplace.

¿Qué tipos de marketplaces existen?

Antes de conocer las ventajas de los marketplaces, merece la pena detenerse brevemente en los tipos que existen, sus pros y contras.

Según el target

La primera categorización estriba en quién los opera y a quién están orientados:

– B2C o negocio a consumidor: aquí hablamos de retail, portales que venden al por menor directamente a usuarios finales. Ejemplo: eBay

– C2C o consumidor a consumidor: la plataforma es una forma de contacto entre usuarios, en que vende y el que compra. Ejemplos: Wallapop

– B2B o de negocio a negocio: los mayoristas de toda la vida. Son aquellos que realizan las ventas de productos y servicios a otros negocios exclusivamente. Ejemplo: Alibaba,

Según la fórmula de comercialización

Otra forma de categorizar sería por el ámbito y la fórmula de comercialización de productos y servicios:

– Horizontales de plataformas abierta: tienen amplio espectro y venden tanto sus productos como los de terceros a públicos igualmente amplios y heterogéneos.

– Horizontales estrictos: en este caso podríamos decir que son los marketplaces más puros, ya que sólo comercializan productos de terceros y, al no disponer de inventario propio, no hay injerencias ni intereses por parte de la empresa.

– Verticales: dirigen sus ventas a nichos más específicos o de un solo tipo.

– Buscadores: también se dedican a vender y plataformas como Google Shopping, se puede decir que es un marketplace integrado en el buscador.

El dilema de las malas prácticas a la hora de conseguir e-mails

El dilema de las malas prácticas a la hora de conseguir e-mails

Internet es un mundo abierto y conseguir emails en la actualidad ya no resulta tan difícil. Es más, existen hasta programas automáticos que rastrean la red buscando direcciones de correo electrónico, que se pueden ir almacenando para aumentar de forma continua y a gran escala las bases de datos. Aunque obviamente para poder aplicar este tipo de practicas se requieren ciertos conocimientos técnicos. Aquí voy a explicar algunas malas prácticas que se realizan en este sector.

Recopilar emails de Internet

Siempre es recomendable utilizar el proceso de Embudo de marketing, por el motivo de que aunque consigas la mayor cantidad de correos posibles, no todo el mundo esta interesado en lo mismo o tiene los mismos gustos. Para ello se debe de hacer como yo siempre he enseñado a mis pocos suscriptores de noticiasparatupc.net, el proceso de promoción a través de anuncios o paginas webs y de hay se van creando las bases de datos de los clientes.

Hay que tomar en cuenta que ya hay países donde los gobiernos están regulando este tipo de practicas a través de procesos legales online. En ciertos casos algunos países exigen que si estás interesado en agregar a personas a una lista determinada, ese bloguer o usuario de internet primero tiene que firmar algún tipo de solicitud online para que así pueda recibir los emails.

Según los expertos ese método consiste en que el emisor al escríbirle o enviarle un email personalizado al receptor, este debe de estar firmado de forma manuscrita por el que lo emite y al mismo tiempo este aprobado por el gobierno a través de un sello digital proporcionado por este.

Esto ayudaría a mantener un control de flujo donde el receptor podría aceptar o rechazar la solicitud, en caso de que el receptor acepte estar en su lista, este tendrá que responder el correo a las direcciones suministradas por el emisor para luego de su aprobación pueda ser parte de esa lista de envíos. Al efectuare de forma satisfactoria todo ese procedimiento el receptor accederá a ese formulario correspondiente, y así luego de agotado todos los pasos podrá suscribirse al aceptar los términos y condiciones.

Si a la personas de verdad logra interesarle la temática de esa suscripción, se podrá obtener una conversión casi segura hacia cualquier producto digital o físico en una carta de venta o en una tienda. Emplear un método de esta forma puede ser muy efectiva si se aplica bien, aunque obviamente involucrar al gobierno no seria del todo recomendable. Con toda esta explicación lo que se quiere dar a entender es que utilizar el Embudo es el único método legitimo para conseguir un suscriptor a la lista de newsletter, y este tenga intenciones de ser un auténtico comprador o suscriptor fiel.

Sin embargo, estas regulaciones solo lo hacen muy pocos países y solo en condiciones especiales que de verdad lo requieran. Por eso existen muchas personas que se lucran con estas malas practicas de la recopilación de emails online. Si llevas a cabo esta práctica de recopilar emails por Internet siendo un novato, te encontraras en una condición donde nada resultara para ti.

Comprar listas de emails

Aunque existen un sin fin de negocios que ganan mucho dinero utilizando esta técnica, muchos se dedican a capturar y vender bases de datos con nombres, emails, teléfonos y otros datos personales, lo cierto es que entre su absoluta ilegalidad y efectividad, comprar estos datos puede ser más un problema que una solución para una persona que esta iniciando en estos medios informáticos.

¿Y por qué son poco efectivos esos emails? En primer lugar estas personas que se hacen de mucho dinero propagando esta técnica, saben muy bien como crear esas listas y cual es el proceso exacto para capturarlas, ya que de por si estos suelen ser expertos informáticos. Una persona normal que le compra a este tipo de negocios lleva las de perder, por el motivo de que usar una lista de emails que no has conseguido mediante un formulario, nos lleva a que muchos nos marquen como spammers, por el motivo de que esos correos suelen ser de personas que le interesan temáticas que no tienen nada que ver con lo que te dicen estos engañadores, por ende cuando envíes tus ofertas recibiran un contenido que generalmente tendrá baja relevancia para ellos y no harán nada a tu favor.

Enviar emails a personas que no han aceptado el envío de publicidad

Concursos, sorteos, aplicaciones de Facebook, encuestas, formularios y otras formas de conseguir bases de datos no nos servirán de nada si la persona que se inscribe no acepta expresamente el uso de su email para el envío de información comercial o publicidad.

Es importante que a la hora de inscribirse obtengamos el doble opt-in por parte del usuario que consiste en que tras el paso de rellenar los campos necesarios de suscripción y aceptar las condiciones, el usuario confirme la solicitud haciendo clic sobre un email de confirmación que le llegará automáticamente.

Aunque esta doble confirmación nos puede llevar a que alguien se arrepienta y finalmente no acepte la inscripción, lo cierto es que las ventajas son múltiples: una base de datos más limpia, relevante y con menor tasa de rebote al confirmar que la dirección de correo es válida.

El bounce rate o tasa de rebote

El bounce rate o tasa de rebote

El bounce rate o tasa de rebote suele ser una métrica que nos permite saber qué porcentaje de nuestros visitantes ha abandonado nuestra web tras haber interactuado muy poco con ella y sin haber realizado ninguna otra acción.

Si una web tiene un bounce rate o porcentaje de rebote alto, eso nos indica que esa web puede estar teniendo un problema de relevancia o de calidad del contenido. Incluso hay muchos usuarios que suelen mostrar un contenido pobre y poco interesante, o enseña contenido que no es relevante en relación a su término de búsqueda.

También puede ser indicativo de que hay algún problema técnico, de usabilidad o de diseño en la web que está haciendo que los usuarios abandonen antes de tener una experiencia completa dentro de la web.

¿Qué problemas de interpretación presenta el bounce rate?

El principal problema que presenta el bounce rate es que es un dato que no puede valorarse solo. Para que realmente sea indicativo de un problema, tiene que haberse cruzado previamente con la métrica del tiempo de permanencia. Y el resultado tiene que haber sido inversamente proporcional.

Es decir, hay un problema de rebote cuando la tasa de rebote es alta y el tiempo de permanencia es bajo. Si tenemos una tasa de rebote alta y un tiempo de permanencia también alto, eso significa que hay engagement. Por lo tanto, los datos de rebote obtenidos no son fiables al 100%.

Hay que tener en cuenta que Google considera como “rebotado” a cualquier usuario que no pase de la home page al visitar un site. Pero no tiene en cuenta el tiempo de permanencia. Es posible que un usuario no vaya más allá de la home porque en ella ya haya encontrado lo que busca. Pero a ojos de Google eso seguiría considerándose rebote.

Así pues, a la hora de valorar tu bounce rate o porcentaje de rebote, siempre tienes que tener en cuenta el tiempo de permanencia. Eso dará una idea realista del nivel de engagement real generado por la web.

Cómo contrarrestar un bounce rate alto

Si llegas a la conclusión de que tienes un problema de rebote en tu web, deberás revisar una serie de parámetros. Estos parámetros son los siguientes:

Contenido

Tienes que asegurarte de que tu contenido es relevante, aporta valor a tus usuarios e invita a pasar a la acción. Ademas que hay que asegurarse de que es un contenido que de verdad incentiva a que el usuario efectué la acción deseada.

Usabilidad

Una vez comprobado que tu contenido es Top, debes revisar la organización de tu web. ¿Es fácil encontrar los contenidos que cualquier usuario puede buscando? ¿Es fácil acceder a las distintas categorías? ¿Se entiende intuitivamente cómo se navega dentro de la web?

Si tu respuesta es “no” a alguna de estas cuestiones, puedes estar teniendo un problema de usabilidad o de arquitectura de la información.

Aspectos técnicos

Entre los grandes causantes del incremento del bounce rate están los aspectos técnicos. El hecho de que una web no funcione correctamente es una de las cosas que mayor frustración le causan al usuario. Y los usuarios suelen tener poca paciencia con las webs que no responden. En lugar de tratar de buscar una solución, directamente se marchan.

Siempre es recomendable hacer un test de toda la web y probar cada uno de los procesos. No sólo los relacionados con la navegación del site, sino también con la compleción de tareas, como registrarse o suscribirse al boletín.

La importancia del Retorno de Inversión (ROI)

La importancia del Retorno de Inversión (ROI)

El retorno de inversión es una de las métricas económicas básicas de cualquier campaña o proyecto, ya que es la que nos indica el valor financiero que se está obteniendo como resultado de acciones determinadas. Es decir: el ROI es la medición del rendimiento de las inversiones.

¿Por qué es importante el ROI?

Siempre decimos que lo mejor del marketing online con respecto al offline es que todo se puede medir. Podemos tener ratios de cualquier cosa: páginas vistas, porcentajes de rebote, aperturas, CTR… Pero, a efectos de marketing, no hay ninguna métrica tan definitiva como la que mide el retorno de la inversión.

Pongamos un ejemplo: puedes tener una campaña con un CTR del 99%, y conseguir que todos tus clientes se sientan atraídos irremediablemente por tu acción porque haz puesto una imagen muy significativa del nicho en cuestion como imagen para los banners, ademas de que la campaña te la lleva una popular agencia de Marketing Digital.

Seguramente estés vendiendo muy bien en bruto, pero… ¿cuánto has invertido para conseguirlo?
¿Esta acción está siendo rentable de verdad?
Aquí es donde entra en juego el ROI, que muchas veces nos demuestra que las ventas pueden no ser el indicador más claro de que se tiene exito financiero con una campaña.

¿Cómo se calcula el ROI?

Lo que queremos saber es cuánto hemos ganado (o perdido) por cada dólar invertido. Obtendrás el ROI aplicando la siguiente fórmula:

ROI= (Beneficio-Inversión)/inversión

Como lo que estamos buscando es un porcentaje, deberíamos multiplicar el resultado obtenido por 100.

Aplicamos la fórmula teniendo en cuenta el ejemplo anterior. Resulta que, gracias a la campaña hemos ganado 3299$ (en principio, se ve exitoso). El problema es que pagar a la agencia equivale una disminución de 1950$ de esa ganancias. Esos 1349$ dólares de beneficios, según la fórmula del retorno de la inversión nos daría un ROI de 69,17%:

ROI Campaña Publicitaria=(3299-1950)/1950 (*100)

¿Cómo calculamos los beneficios y las inversiones?

Esta fórmula puede estar muy distorsionada o ser muy precisa. En realidad depende sólo de lo escrupulosos que seamos a la hora de definir los conceptos. La recomendación es siempre que seas lo más preciso posible, porque las decisiones que tomes serán siempre más acertadas. Pero la verdad es que entre no medir el ROI y medirlo aunque sea en términos un poco más generales, es necesario. Al menos que no estés haciendo las cosas de manera ética y encuentres una manera de que el sistema te deje ganancias sin escrúpulo alguno a través de un bot encriptado e indescifrable.

¿Qué consideramos beneficios?

Cuando hablamos de 3299$ nos estamos refiriendo al beneficio bruto, es decir, los beneficios de la campaña sin la repartición de gastos correspondientes. Si queremos ser más precisos, deberemos tener en cuenta que para obtener un coste neto es importante restar de este beneficio bruto los costes de gestión de campañas y otros gastos que ellos impongan. Supongamos que en este caso son de un 30% (989 dólares) con lo que resulta que el retorno de la inversión bajaría a -49,28%:

ROI Campaña publicitaria=(989-1950)/1950(*100)

¿Qué consideramos inversión?

Parece sencillo en el caso del ejemplo. Pero de forma mas detallada hablaríamos del fee de la agencia y la inversión en medios pagados (Adwords + PPC + email marketing). Pero puede que también haya sido necesaria la creación de una Landing Page departe de ellos. Todo esto es lo que suman los 989 dólares.

¿Sólo se mide el ROI en publicidad?

Parecería que lo lógico sería responder que sí. Pero en realidad es una fórmula bastante flexible que nos puede servir para calcular el ROI de los leads o incluso aplicarlo al LTV (Lifetime Value) de tus clientes.

También hay quien aplica esta fórmula para medir la eficacia de las estrategias de social media o, más difícil aún, las de branding.

La principal dificultad para estos casos estriba en determinar no tanto el coste de la inversión, sino el beneficio, que es intangible. Aún así, sabemos aproximadamente el revenue (retorno) medio que nos deja un lead o podemos tratar de cuantificar el beneficio que se obtiene en una determinada red social.

La utilización del Lead Scoring para la captación de Prospectos

La utilización del Lead Scoring para la captación de Prospectos

Cuando se realizan campañas de captación de leads y se logran adquirir muchos prospectos, podemos hacernos con una gran cantidad de registros y visitas a nuestro site. El lead scoring se utiliza precisamente para categorizar y darle ranking a esos leads.

Podemos decir que transitan por diferentes fases del customer journey (simple Atracción, Interés, Deseo o Acción). Impactarles con el mismo mensaje independientemente de cual sea su nivel de motivación es muy poco eficiente.

Por eso se utilizan técnicas de lead scoring, para poder segmentar los usuarios ya captados de manera precisa y poder llevar acciones a medida haciendo un seguimiento personalizado y, en la medida de lo posible, automatizado.

Habitualmente se distinguen tres fases en función de lo “activo” que esté la venta:

* Leads fríos: corresponden al target con lo que son objetivo, pero aún no tenemos más que lo básico y aún no demuestran un interés muy definido. (simplemente se han registrado en un formulario)

* Leads en cualificación: su interés es más patente. Hemos conseguido de ellos una mayor interactividad y están demostrando un grado de interés superior (por ejemplo han visitado una página concreta de producto en la que han pasado una cantidad de tiempo suficiente)

* Leads óptimos: han cumplido con tareas críticas muy cercanas a desembocar en la compra (por ejemplo han solicitado precio). Estos leads serán especialmente receptivos a cerrar la conversión.

Cómo se califican los leads

Lo primero que hay que tener en cuenta es que al trabajar con lead scoring tenemos que utilizar un valor numérico (por lo general del 1 al 100). Para obtener esta “nota” atenderemos a dos tipos de criterios: explícitos como son los socio-demográficos y otros implícitos como su nivel de interacción.

Es importante que cada empresa haga el ejercicio de establecer una serie de acciones que se esperan del usuario y se le asigne un valor a cada una de ellas, por ejemplo:

* Visitar la landing de un servicio: 5 puntos
* Visualización de video de demo: 5 puntos
* Acceder a la página de precios de ese servicio: 10 puntos
* Apertura de emails: 5 puntos
* Descargar la demo: 20 puntos
* Solicitar información vía email: 20 puntos

Gracias a esto podremos obtener una calificación final para cada lead y poner en marcha acciones personalizadas y automatizadas.

Eso sí: se necesitará tener muy claro qué valor asignarle a cada criterio para asegurarte el éxito.

Por eso te recomendaríamos que tomes una decisión lo más basada en datos posible, analizando a tus clientes actuales y su comportamiento (tampoco te olvides de hablar con los responsables de atención al cliente, ellos tienen el feedback más directo).

Si aún no tienes clientes tendrás que basarte en otro tipo de soluciones. Algunas más científicas como los estudios de mercado, otras cualitativas como encuestas o tests de usuario y otras más intuitivas como la opinión de los prospectos.

Como incrementar el PPC con el SEM…Parte 1

Como incrementar el PPC con el SEM…Parte 1

Existen muchas formas de incrementar el pago por click, una de estas es a través de SEM. Por algún motivo, este último, se ha apropiado del término PPC, el ppc es el resultado de un pago por clic a un anuncio, el SEM es simplemente pagar por posicionamiento. Esto ha hecho que se imponga como norma referirse al posicionamiento promocionado como SEM de manera general, en lugar de utilizar el término PPC (Pago Por Click) que es mucho más preciso.

¿Cómo funciona el SEM?

Existen diferentes plataformas, pero lo cierto es que todas trabajan de una manera muy similar en esencia. Cuando creamos una campaña SEM deberíamos diferenciar entre dos grandes tipos.

Campañas SEM de búsqueda

En este caso se basan en la intención del usuario, son las que tienen una mayor conversión ya que implican una mayor proactividad por parte del usuario. Al basarse en keywords o palabras clave, podemos “dirigir” de manera más precisa el contenido de nuestros anuncios.

Un buen ejemplo sería alguien que introdujese en Google el término: “como ganar dinero”. Si utilizamos esa palabra para disparar nuestros anuncios, estaremos impactando al usuario en el momento clave y con el mensaje preciso si de verdad el anuncio tiene que ver con la temática buscada. Ahora para asegurar la venta dependerá de nuestros precios, la confianza que otorgue la web, y demás asuntos relacionados… no está todo hecho, pero sí estaríamos mucho más cerca.

Cuándo hacemos SEM en redes de búsqueda, la aparición o no de nuestros anuncios de texto por una determinada keyword depende de varios factores: la puja que se realiza en tiempo real (cada vez que un usuario introduce la palabra clave el sistema analiza qué competidor paga más) y el nivel de calidad, que también se evalúa en cada plataforma de una manera propia, pero que básicamente mide la relevancia del anuncio y la página de destino. Cuanto más alto sea el nivel de calidad, menos pagaremos en la puja y más alto apareceremos.

SEM en display

Aquí nos centraremos en campañas que utilizan banners como medio de captación. Dentro de lo que es el SEM en display las campañas se suelen diferenciar básicamente por su método de segmentación:

– Keywords: nuestros banners aparecerán en páginas, blogs y medios en los que se detecte el uso de esas palabras clave dentro de su contenido.

– Temas: cada página o ubicación está asociada a una temática, con lo que podríamos aparecer en todas las que el sistema tuviera catalogadas en una de ellas.

– Intereses: puede parecer similar a temas pero hay una diferencia sustancial. Mientras que la primera orienta la publicidad a páginas por su temática, la segunda pone el foco en el usuario y le asigna un interés por determinados temas, con lo que le impactará con nuestro mensaje independientemente de la temática del sitio que visita.

– Remarketing/retargeting: hay plataformas como Adwords que lo asocian a la segmentación por intereses, pero va un paso más allá. En este caso los anuncios se sirven en base al comportamiento previo del usuario. Si nos ha visitado volveremos a ofrecerle ese producto que no llegó a comprar. Es una técnica efectiva (de media convierte muy por encima de cualquier segmentación de display) pero algunas veces, si no se limita, puede resultar un poco estresante para el usuario que se sentirá un poco acosado.

¿Cómo se crea una campaña SEM?

Insistiendo en que dependerá de cada una de las plataformas, la mecánica se puede resumir en los siguientes niveles:

– Creación de una cuenta: cada plataforma tiene aquí sus características, pero es el nivel al que se introducen datos como los de facturación, los fiscales, la moneda que se utilizará…

– Creación de campaña: este nivel es más concreto. Aquí ya estamos definiendo una acción específica (por ejemplo, una campaña de Navidad). En ella especificaremos desde el tipo de campaña (algunas plataformas diferencian entre redes de búsqueda y basadas en banners para contenido) a un presupuesto, una segmentación.

– Creación de Grupos y anuncios: si elegimos la red de búsqueda, tendremos que realizar las creatividades de texto basándonos en las líneas maestras que imponga la plataforma. Por el contrario, si nuestra campaña se basa en banners será el momento de subirlos. Se pueden y deben subir diferentes anuncios a cada grupo: es una buena forma de diversificar la comunicación de un mismo mensaje y aumenta las probabilidades de conversión.

¿SEM es Adwords?

Sí, SEM es Google Adwords, pero no solamente. En el mercado español, en el que Google tiene un insultante dominio, si le preguntamos a alguien ¿qué es SEM? la asociación será directa e inmediata.

Podemos encontrar alternativas como Bing Ads, la plataforma para gestionar publicidad en Yahoo y en Bing. Aquí pueden no representar una cuota de mercado suficiente, pero en otras latitudes no convendría descuidarlo ya que puede rondar el 25% de los compradores potenciales.

En países como Rusia o China tienen sus propios “Googles”: Yandex y Baidu respectivamente que cuentan con sus plataformas de SEM.

¿Qué es el Growth Hacking y cómo se puede implementar la estrategia? Parte Final

¿Qué es el Growth Hacking y cómo se puede implementar la estrategia?  Parte Final

Aunque las practicas de Growth Hacking suelen ser usadas comúnmente de muy mala manera, el objetivo primordial es trata de combinar varias herramientas y estrategias para lograr el objetivo de dar publicidad de manera efectiva con la menor inversión de recursos económicos posibles.

Las herramientas que suelen usarse, en su mayoría, están orientadas a las redes sociales, que suelen ser instrumentos que proporcionan muchas ventajas a la hora de dar a conocer el producto o servicio.

Existen hoy en día muchas técnicas establecidas que provienen del Growth Hacking pero no es en realidad la técnica en si misma. Aquí hay 3 ejemplos:

El modelo freemium

Empezamos por una de las más conocidas. Si revisas la mayoría de productos ofrecidos por startups hoy en día verás que la mayoría siguen este modelo.

Consiste en ofrecer una versión gratuita de tu producto con limitaciones que pueden ser solventadas con pagos o suscripciones. Linkedin, Dropbox, Spotify, Ahrefs, Semrush y prácticamente casi cualquier herramienta que se te ocurra funciona con este modelo.

En el mercado actual no se puede competir sin este tipo de versiones freemium cuando lanzas un nuevo producto, salvo que seas una empresa reconocida.

Invitaciones exclusivas

En este se crea un producto y se ofrece a un número determinado de betatesters a los que se les ofrece la posibilidad de invitar a cinco o diez amigos al mismo, siendo esta invitación la única vía para poder entrar a probarlo.

Tienes que solicitar que te envíen una invitación o pedir a alguien que ya esté usándolo que te la envíe. De esta manera se genera interés sobre el producto y lo hace parecer más exclusivo.

Gamificación

Otra de las palabras de moda en el marketing digital hoy en día. La gamificación consiste en crear pequeños aplicaciones dentro de los productos que incentiven a los usuarios a realizar ciertas acciones requeridas que la empresa quiere que hagan.

Simplemente la clásica barra de progreso y preguntas que aparecen en Linkedin o Facebook cuando no has rellenado tu perfil por completo ya es gamificación. Estas redes sociales buscan recabar el máximo de datos posibles de cada persona, por lo que utilizando estas técnicas incitan a que el individuo termine de rellenar el perfil, en caso contrario recalcara que está incompleto.

La mejor Startup que representa la gamificación en su producto es sin duda Dropbox. Sus incentivos en forma de megas extras de almacenamiento por realizar todo tipo de acciones como instalarlo en un ordenador, invitar a otros usuarios o incluso conectar la cuenta con redes sociales, ha provocado que con una mínima inversión de publicidad se haya convertido en una de las startups más exitosas de los últimos años.


Formas para introducir ciertas tecnicas inspiradas del “Growth Hacking” en las estrategias empresariales


Analiza los blogs, foros, páginas y canales que visitan tus potenciales clientes:
Una vez hecho esto, contacta con los blogs que tus potenciales clientes leen. Ofréceles algo a cambio de la redacción de posts sobre tu producto. Puede ser un intercambio monetario o acciones de marketing concretas.

Crea un blog en el que escribas sobre tu producto y temas relacionados con tu sector: Aquí se plantea crear tu propio blog y crear varias cuentas de redes sociales para publicar el contenido y llegar a más seguidores. Este proceso es más largo, puesto que debes conseguir que seguidores influyentes del sector sigan estas cuentas.

Convierte tu producto en viral facilitando los shares: Dentro de la misma plataforma o producto que ofreces, haz que compartir su uso en redes sociales o enviárselo a un amigo sea fácil y rápido. Por ejemplo, si tu producto es un juego, haz que el jugador pueda comunicar en redes sociales que ha subido de nivel. Lo ideal es que no tenga que salir del juego para hacerlo. Si tiene sentido para tu negocio, permítele logearse y compartir en un solo click.

Desarrolla alianzas estratégicas con empresas de tu mismo sector: Así como lo han hecho muchas empresas grandes, un ejemplo concreto es como Ebay creo lazos con Paypal convirtiéndose en socios accionistas de la plataforma. Crea lazos con empresas que son de tu sector e intercambia una serie de acciones que le pueden interesar a la otra empresa sin ningún coste.

¿Qué es el Growth Hacking y cómo se puede implementar la estrategia? Parte 1

¿Qué es el Growth Hacking y cómo se puede implementar la estrategia?  Parte 1

El término “Growth Hacking” es uno de los más empleados últimamente en el mundo del Marketing Digital y en particular en el mundo de las startups y de la pequeña empresa. Pero, ¿qué significa? Más que un conjunto de técnicas, el Growth Hacking es una actitud y forma de trabajar.

La misión del Growht hacking en un principio era hacer crecer las startups. Su trabajo consistía en mejorarlas en todos sus ámbitos: desde la fase más inicial con la elaboración de la idea del producto, pasando por el modelo de negocio, la adquisición de leads, y hasta la activación.

El significado de Growth Hacking

La expresión “Growth Hacking” significa en su sentido más literal “el arte de hacer crecer con la piratería” y en eso mismo consiste: consiste en hacer crecer el volumen de usuarios, las ventas o los impactos de un producto de la forma más rápida y más económica posible (y con menos recursos posibles).  Haciendo uso de la creatividad, imaginación y de los hacks técnicos.

Esta práctica es especialmente necesitada en empresas con pocos recursos económicos, empresas que necesitan obtener resultados óptimos con una capacidad de inversión limitada o nula.

¿Hasta qué punto es ético practicar el Growth Hacking?

Introducir el Growth Hacking en tu estrategia puede tener más o menos sentido según el objetivo que intentes conseguir. Si lo que quieres es aumentar tus ventas, es decir conseguir leads de calidad, lo más seguro es que no lo puedas conseguir spammeando por ejemplo a miles de direcciones de correo electrónico.

Tienes que tener cuidado y no convertir una idea ingeniosa y creativa en una práctica molesta para tus potenciales clientes. Es importante no confundir la práctica (legal) del Growth Hacking con la práctica (ilegal) que consiste por ejemplo en robar datos y explotarlos enviando mensajes de manera masiva a personas que nunca lo han solicitado.

No te dejes llevar por los números únicamente y no pongas en juego la reputación de tu empresa. Existe una línea muy fina a no sobrepasar si quieres practicar Growth hacking ético y que no tenga repercusiones negativas para tu empresa.

¿Cómo es un Growth Hacker?

El perfil del Growth Hacker es muy específico. Tiene que ser creativo, analítico, rápido, ambicioso y hasta sin escrúpulos, ademas de tener una serie de conocimientos técnicos. Estas aptitudes son justo lo que le convierte en un perfil muy solicitado y difícil de encontrar. Siempre busca multiplicar los resultados, probar y medir y vive del engaño.

Tiene que pensar siempre en lo que busca el usuario y ayudar a la empresa a llegar al Product Market Fit (PMF). El PMF consiste en encontrar un punto medio en el que se llega a un encaje entre tu producto y el estado del mercado. Dicho de otra manera, es encontrar el punto en el que tu modelo de negocio es escalable. El Growth Hacker perfecto no es ni 100% marketiniano, ni tampoco únicamente un perfil técnico: es la mezcla perfecta entre ambos perfiles y por eso es tan complicado de encontrar.

Cada decisión tomada por un profesional del Growth Hacking tiene como objetivo encontrar nuevas maneras de  crecer y solo crecer. El Growth Hacker en definitiva busca aumentar la base de usuarios de un producto para conseguir la rentabilidad y la escalabilidad.

¿Que es en realidad la experiencia de usuario en Marketing Digital?

¿Que es en realidad la experiencia de usuario en Marketing Digital?

Una definición acertada de lo que seria experiencia de usuario sería decir que es el conjunto de percepciones y las respuestas derivadas de estas en el uso de un determinado producto, servicio o sistema por parte de aquellos que interactúan con él.

A esta frase habría que añadirle una matiz: esas percepciones y respuestas individuales deben ser predecibles y extrapolables a un target determinado ya que, de este modo, se estará estableciendo patrones que contribuirán a mejorar la habilidad de los usuarios (nuevos o recurrentes) y harán que la experiencia resulte mucho más fluida para ellos.

Uno puede referirse al hecho último de  realizar una compra, registrarse en un formulario, hacer una llamada o suscribirse a una lista de correo, pero la experiencia de usuario va más allá de la conversión directa, incluso más allá de la propia conversión.

En la experiencia de usuario suelen influir absolutamente todos los factores con los que se interactúa: el producto en si mismo, la tienda física, web, apps, atención al cliente, servicio post venta… Son todos estos diferentes puntos de contacto entre el usuario y la marca que componen una experiencia total.

Evidentemente estamos hablando de optimizar esas percepciones y las respuestas asociadas para conseguir que el usuario sea capaz de realizar una determinada tarea de manera lo más satisfactoria posible para él y que redunde en un beneficio para la empresa.

Entendiendo la experiencia de usuario

En la experiencia de usuario se suelen distinguir 5 diferentes fases:

1. Conocimiento

Esta es el momento inicial. El usuario aún no nos conoce y, por lo tanto, aún no ha interactuado con nosotros. Aunque podría parecer que no se aplicaría la experiencia, no es cierto ya que durante esta fase de captación es cuando se definen algunos parámetros muy importantes como el tono y el mensaje. Esto influirá determinantemente en todo lo que ocurra después

2. Consideración

Los usuarios tendemos a comparar y asegurarnos de estar realizando la mejor compra (especialmente cuando se hace online y no se trata de una compra impulsiva). Una mala experiencia de usuario puede redundar en que, aún estando interesados en el producto o servicio, lleguemos a no valorar su compra.

3. Compra

Es el momento más delicado así que debemos conseguir que todos los procesos implicados sean “customer friendly”. Es cuando corremos el riesgo de generar fricciones, así que merece la pena poner toda la atención en hacer que, incluso el acto de pagar, resulte agradable. Para ello debemos asegurarnos que sea:

– Funcional: que no presente errores o fallos técnicos que imposibiliten o penalicen de manera grave la experiencia del usuario.
– Accesible: que cualquier usuario pueda realizar la interacción correspondiente sin limitaciones
– Usable: que ese mismo usuario sea, no solo capaz de interactuar, si no que le resulte intuitivo y cómodo hacerlo.

4. Retención

Es tan difícil captar a un usuario nuevo que merece la pena poner toda la carne en la parrilla para retenerlo. Los clientes recurrentes son, además, mucho más rentables a medio y largo plazo. Cuidar la experiencia de usuario más allá de la compra es una buena forma de “redondear” la experiencia de compra, generar empatía y continuar en su cabeza.

5. Prescripción

Sin lugar a dudas lo más complicado. Ya no nos basta con que nos compren: queremos que se involucren con nuestro negocio y nos recomienden. Esta es la fase más subjetiva y en la que más influye una buena experiencia de usuario. Por lo general no recomiendas un determinado producto sólo por el precio, lo que realmente te entusiasma es lo bien que funciona, su atención al cliente, el control de calidad, la profundidad de stock, la capacidad de entrega rápida… todo ello constituye una experiencia global.